Clínica dental Morad, Sevilla

10 mentiras que le cuentas a tu dentista

Pues sí, lo sabemos. Existe casi podríamos decir una pauta común cuando realizamos ciertas preguntas en nuestra clínica dental de Sevilla. Y sabemos que las respuestas no esconden un ápice de verdad. Primero, porque podemos detectar muy fácilmente con sólo abrir tu boca que lo que nos comentas no es cierto, y segundo, porque si nos mientes, va sólo en detrimento de tu salud dental. Nuestra misión es conocer tus hábitos y rutinas de salud dental con el fin de saber qué es lo que está pasando en tu boca y cómo podemos ayudarte, descartar posibles causas de enfermedades y ofrecerte un mejor tratamiento.

mentiras

No obstante, y para que veas que nosotros no mentimos, te contamos las falsedades más escuchadas en nuestra clínica dental que muchos pacientes nos comentan para que creamos que “han sido buenos” con sus dientes. Son las siguientes:

  1. “Me cepillo los dientes 2 veces al día”. Tus caries, tu sarro y tu placa dental dicen lo contrario.
  2. “Uso hilo dental”. A muchos pacientes usar hilo dental les supone una pérdida de tiempo. El hilo dental eliminar los restos que el cepillo no puede. Si lo haces sólo para acudir con tu visita al dentista, el hilo hará que tus encías sangren por la falta de uso y lo notaremos. Si lo hicieras frecuentemente, tus encías tendrían un aspecto más agradable.
  3. “No bebo bebidas azucaradas con gas”. Pues no me lo creo. El sodio de estas bebidas desgasta la capa que recubre el exterior de los dientes, así que cuidado con limonadas y refrescos. Hay alimentos que están deliciosos y ayudan a tu salud dental. Mira este post con 9 alimentos geniales para tus dientes.
  4. “No fumo, sólo de vez en cuando”. Esta adicción causa cáncer oral, pérdida de dientes por enfermedades, retraso en el proceso de curación después de extraer un diente o aumento en la acumulación de sarro. Tu ropa, tus manos y tus dientes manchados me cuentan que eres fumador. Y si lo niegas, poco puedo ayudarte.
  5. “No me muerdo las uñas”. Pues tus dientes son irregulares y me has dicho que tienes dolor en la mandíbula. Es una causa común del contacto producido por los dientes al cortar la uña.
  6. “Jamás he tenido un trastorno alimentario”. La bulimia y la anorexia producen trastornos muy específicos en los dientes y cualquier dentista los reconoce fácilmente.
  7. “No estoy embarazada”. Sabemos que es una pregunta muy personal, pero debemos activar un protocolo en caso de que la respuesta sea afirmativa. No tiene sentido mentir. Las embarazadas suelen desarrollar gingivitis, producida por el aumento de progesterona.
  8. “De pequeño, no me chupaba el dedo”.  Pues si lo has hecho más allá de los 6 años, tus dientes pueden tener mala posición. Quizás necesites ortodoncia porque tu mordida no se ajusta como en una dentadura normal.
  9. “No tengo un problema con la bebida”. Los alcohólicos son personas propensas a tener caries, ya que el alcohol produce sequedad bucal.
  10. “Hace 6 meses visité a un dentista”. Visitar al dentista de forma regular es obligatorio si quieres disfrutar de una correcta salud dental. Y aunque no hayas acudido a nuestra clínica, sabemos si te has puesto en manos de un especialista hace poco tiempo. Nos lo dice la suciedad de tu boca.

Un dentista no pretende entrometerse en tu vida personal, su único trabajo es cuidar tu salud. Las preguntas que realizamos sólo intentan conocer mejor tus hábitos, no vamos a juzgarte. Determinados aspectos de tu vida nos ayuda a darte un mejor tratamiento (como no darte ciertos medicamentos o desaconsejar alguna anestesia) con mejores resultados. Y en definitiva, no nos mientes, porque tu boca nos dice gran parte de lo que queremos saber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *